Saltar al contenido
Juegos de cartas

As, dos, tres

As, dos, tres (también llamado “reloj”, “relojito” o “nervioso”) es un juego de cartas muy sencillo y que sirve para ejercitar la velocidad mental.

Personas icono

+2 jugadores

Tiempo duración

5-10 minutos de duración

Baraja española inglesa

Baraja española y francesa o inglesa

Dificultad baja

Nivel de complejidad bajo

Dado azar

Influencia del azar alta

Materiales icono

Se necesita una baraja de cartas

✍ Preparación

Se reparten todas las cartas de la baraja entre los participantes. Es importante no mirar las cartas que te han tocado ya que esto puede influir en el juego. Cada jugador coge su mazo boca abajo en una mano y se prepara para descubrir la carta superior. Empieza el jugador de la derecha del que ha repartido y se sigue en el sentido contrario a las agujas del reloj.

🎯 Objetivo del juego

El objetivo del juego es deshacerse de todas tus cartas. El primer jugador en quedarse sin cartas es el ganador, aunque puede haber algún caso de empate.

🎮 Cómo jugar a as, dos, tres

El primer jugador saca la primera carta de su mazo y la deja en la mesa boca arriba y dice “as”, a continuación se sigue el juego en el sentido contrario a las agujas del reloj. El segundo jugador descubre su carta encima de la del primer jugador diciendo “dos”, y así sucesivamente con todos los participantes. En una baraja española el orden es as, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, sota, caballo y rey; y en una baraja inglesa se tendrían que añadir el ocho, nueve y diez en sus respectivos lugares. Cuando la serie llega al final y un jugador dice “rey”, el siguiente debe volver a empezar la serie desde el principio diciendo “as”. Lo más normal es que no coincida la carta con la pronunciación, cuando esto pasa el jugador que ha echado la carta se lleva todas las que se han echado en esa ronda y las coloca en la parte inferior de su mazo. Si el siguiente jugador no se da cuenta que han coincidido la voz y la carta y echa su carta encima de la mesa, será éste entonces el que deba llevarse todas las cartas. Para hacer más dinámico el juego se suele poner la norma de que si tardas más de dos segundos en tirar la próxima carta, te llevas todo el mazo.

Gana el jugador que se quede antes sin cartas. Si quedan dos jugadores y uno de ellos termina, el otro jugador deberá seguir echando cartas y si tiene la suerte de que no coincida ninguna vez (el otro jugador debe estar atento) y es capaz de deshacerse de todas sus cartas, entonces habrá un empate.

🔀 Variantes

Una posible variación es que cuando coincide la carta y la pronunciación, todos los jugadores deben poner la mano encima de las cartas y el último jugador en poner la mano es el que se llevará todo el mazo. Esta variante es similar al juego Burro.

Otra variante posible es si juegas con una baraja francesa y no quitas los comodines, entonces al empezar se diría “reloj” y la carta equivalente sería el comodín. Después la serie seguiría normalmente.