Saltar al contenido
Juegos de cartas

Blackjack

El blackjack (también conocido como “21”) es un juego de cartas que se utiliza el naipe inglés en el que para ganar deberás acercarte a 21 sin pasarte y superar a la banca.

Personas icono

2-10 jugadores

Tiempo duración

15-60 minutos de duración

Baraja inglesa francesa

Baraja inglesa o francesa

Dificultad baja

Nivel de complejidad bajo

Dado azar

Influencia del azar alta

Materiales icono

Se necesita una baraja de cartas y fichas de poker (también es posible con piedras o amarracos)

✍ Preparación

Lo primero que hay que hacer es elegir la persona que va a ejercer el papel de la banca (en los casinos es el crupier). A continuación empezará la primera ronda de apuestas en la que todos los jugadores apostarán una cantidad y la dejarán junto a sus cartas. La banca no hace apuestas nunca. Después, el crupier (o la banca) repartirá dos cartas boca arriba a cada jugador empezando por el que esté situado a su izquierda y continuando en el sentido de las agujas del reloj. Cuando todos tengan sus 2 cartas, la banca se repartirá a sí misma un naipe boca arriba y empezará la ronda. Todos los participantes compiten contra la banca.

🎯 Objetivo del juego

Para ganar una apuesta deberás acercarte lo máximo a 21 sin pasarte y que la banca obtenga una puntuación peor que la tuya. Una persona quedará eliminada cuando se quede sin fichas y pierda su última apuesta. Ganará la partida el jugador que elimine a todos sus rivales incluida a la banca.

🎮 Cómo jugar al blackjack

Antes de explicar cómo se juega al blackjack, es importante saber el valor de las cartas.

  • As: 11 o 1 punto/s. Puede variar en función de los intereses del jugador.
  • K, Q, J, diez: 10 puntos cada uno.
  • Nueve: 9 ptos.
  • Ocho: 8 ptos.
  • Siete: 7 ptos.
  • Seis: 6 ptos.
  • Cinco: 5 ptos.
  • Cuatro: 4 ptos.
  • Tres: 3 ptos.
  • Dos: 2 ptos.

Solo es posible jugar con baraja francesa o inglesa. La puntuación se saca simplemente sumando el valor de todas tus cartas. Para obtener “Blackjack” se tiene que conseguir llegar a 21 con dos cartas. Es decir, con un as y una figura o un diez. Si se consigue 21 con más cartas no se considera Blackjack. La jerarquía de las jugadas ordenadas de mayor a menor es: blackjack, 21, 20, 19, 18, 17, 16 y así sucesivamente. Después de que la banca haya repartido las cartas, empezará a jugar el que esté situado a su izquierda y se continuará en el sentido horario. Cada jugador en su turno, podrá efectuar las siguientes acciones:

  • Plantarse: en cualquier momento el jugador puede elegir plantarse y competir contra la banca con esa puntuación.
  • Pedir carta: si considera que puede mejorar la puntuación que ya tiene puede pedir una carta. El crupier le entregará esa carta boca arriba, se pueden pedir todas las que el jugador desee hasta que se pase de 21. En ese caso la banca recogerá la apuesta de ese jugador y pasará el turno al siguiente.
  • Doblar: al principio del turno todos los jugadores tienen la opción de doblar su apuesta después de ver sus cartas. Para ello, deberán añadir la misma cantidad de fichas que han apostado antes a su apuesta total. Con esto, doblará su apuesta y la banca solo le entregará una carta a este jugador. Se suele doblar la apuesta cuando tienes una puntuación de 10 u 11 ya que hay bastantes posibilidades de que obtengas una figura o un diez y consigas una puntuación muy buena.
  • Separar: solo es posible separar cuando las dos cartas iniciales tienen el mismo valor. Es decir, se puede separar una J y una Q, dos cuatros, dos ases, etc. Para ello, separarás una carta de otra y pondrás la misma cantidad que habías apostado al lado de la segunda carta. Ahora es como si jugaras dos veces contra la banca y cada una es independiente de la otra. Pedirás cartas para una jugada y cuando te plantes pasarás a la siguiente. Cuando separas cartas no es posible conseguir blackjack, es decir, si obtienes una figura y un as en alguna de tus jugadas se considera que has hecho 21. Si has separado dos ases, la banca solo te entregará una carta a cada jugada.
  • Apuesta de seguro: solo es posible cuando la carta de la banca sea un as. Por el miedo de que la banca pueda obtener blackjack, se le da la oportunidad a todos los jugadores de realizar una apuesta de seguro. Los que opten por hacerla deberán dejar como máximo la mitad de la cantidad que habían apostado inicialmente. En el caso de que la banca obtenga blackjack, se pagará esta segunda apuesta con razón 2×1 (se explicará más adelante) y recogerá las apuestas iniciales de todos los jugadores menos los que han obtenido blackjack. Si la banca no consigue blackjack, recogerá todas las apuestas de seguro.

Actuación de la banca

La banca será la encargada de barajar y repartir las cartas en todas las rondas. También entregará las cartas a los jugadores que lo soliciten y se encargará de cobrar las apuestas. La banca está obligada a plantarse con una puntuación de 17 o más. Ni siquiera tiene la posibilidad de elegir si pedir otra carta o no, sino que si obtiene 17 o más, automáticamente se planta.

Cómo cobrar las apuestas

Después de cada ronda, la banca procederá al cobro de las apuestas en donde dependiendo de las puntuaciones de los jugadores y la suya recogerá o entregará fichas siguiendo estas reglas.

Si un jugador obtiene una puntuación mayor que la banca sin pasarse de 21 o la banca se pasa y este jugador no.
Razón 1×1
La banca le entregará la misma cantidad de fichas que había apostado junto con su apuesta inicial (si ha apostado 2 fichas, le dará 4).
Si un jugador empata con la banca sin pasarse de 21.
No gana ni pierde fichas
El jugador recogerá su apuesta inicial sin perder ni ganar nada en esa ronda.
Si un jugador obtiene una puntuación menor que la banca o se
pasa de 21.

Pierde todas las fichas apostadas.
La banca recogerá las fichas que haya apostado ese jugador.

Si un jugador consigue blackjack y la banca no.
Razón 3×2
(o 1,5×1)
La banca le entregará la apuesta inicial del jugador más la cantidad de esa apuesta multiplicado por 1,5.
Si apuesta 6 fichas y obtiene blackjack, la banca le entregará 15 fichas [6+(6×1,5)].

Si un jugador hace la apuesta de seguro y la banca obtiene blackjack

Razón 2×1
La banca entregará las fichas del seguro a este jugador más la cantidad de esta apuesta por 2 (si ha apostado 1 ficha en el seguro, recibirá 3 fichas).

Después de cada ronda, se barajan las cartas y se vuelven a repartir de la misma forma sin cambiar la persona que hace de la banca ni las posiciones del resto de los jugadores.

Sistema de apuestas

El Blackjack es uno de los juegos de casino más populares junto con el Poker Texas Hold’em. Sin embargo, para jugar fuera de ellos es necesario establecer el final del juego en algún momento (en los casinos la duración de la partida es ilimitada). Para ello, es posible establecer un sistema de apuestas para acelerar el ritmo de la partida. Para comenzar, cada jugador empezará con 20 fichas (o menos si se quiere acortar la duración) y la banca empezará con más fichas que el resto de jugadores a razón 1×1,5; es decir, si cada uno empieza con 20, la banca tendrá 30 fichas. Se acordará un rango de apuestas al que los jugadores se deben ajustar. La cantidad de fichas aumentará a medida que pasen las rondas o se eliminen jugadores, un posible sistema sería el siguiente.

Este rango solo afecta a las apuestas iniciales, para doblar, apuestas de seguro o separar no se aplicará este rango. Si un jugador no puede igualar la apuesta mínima en un momento de la partida, se permitirá que apueste todas las fichas que tenga (está obligado a esto) aunque no llegue al mínimo.

Cuando un jugador se quede sin fichas, quedará eliminado. Si la banca se queda sin fichas y no puede pagarle la apuesta a un jugador, quedará eliminada y la banca pasará a ser dicho jugador. Ganará el que consiga eliminar a todos sus rivales.

🔀 Variantes

Las reglas explicadas se corresponden con el Blackjack europeo pero existe una variante muy similar que es el Blackjack americano. La única diferencia entre ambos es que la banca recibe una carta boca abajo y otra boca arriba, en el caso de que la carta descubierta sea un as, una figura o un 10 (haya la posibilidad de formar blackjack), el crupier mirará la carta tapada y si ha conseguido blackjack destapa sus cartas y recoge todas las apuestas de los jugadores excepto los que hayan conseguido blackjack (que empatarán con la banca). Si al mirar la carta no ha obtenido blackjack, la partida seguirá normalmente. Esta variante es más beneficiosa para los jugadores.

También es posible establecer que un jugador pueda rendirse al ver sus cartas. Si se rinde perderá la mitad de las fichas apostadas inmediatamente y sin enfrentarse a la banca.