Saltar al contenido
Juegos de cartas

Brisca

La brisca es un juego popular de cartas que se puede jugar por parejas o individualmente en el que tienes que sumar más puntos que tus contrarios para ganar.

Personas icono

+2 jugadores

Tiempo duración

5-10 minutos de duración

Baraja española

Baraja española

Dificultad media

Nivel de complejidad medio

Dado azar

Influencia del azar media

Materiales icono

Se necesita una baraja de cartas, opcionalmente lápiz y papel para apuntar

✍ Preparación

Antes de repartir las cartas se debe tener en cuenta el número de jugadores. Se tiene que calcular las cartas necesarias para que al final de la partida no sobre ninguna. Si juegan 3 personas se deberá quitar un dos (39); si juegan 6 personas se deberán quitar todos los doses (36); si juegan 7 personas se deberán quitar todos los doses y un cuatro (35), etc. En los demás casos no hace falta eliminar ninguna carta de la baraja.

Se reparten alternativamente tres cartas a cada jugador, después se deja boca arriba la siguiente carta (pinte) y se deja el mazo boca abajo al lado de esta. La carta del pinte es importante porque va a marcar el triunfo, las cartas del mismo palo van a valer más que las otras. Cuando sale una carta de oros se dice que “pinta en oros”, si sale de copas, que “pinta en copas”, etc. El juego transcurre en el sentido contrario a las agujas del reloj.

🎯 Objetivo del juego

Para ganar debes conseguir más puntos que tus rivales en el recuento de cartas. Después se puede dar por finalizada la partida o jugar al mejor de 3, de 5… o al que llegue a una determinada puntuación, por ejemplo a 300 o 500 puntos. Se hablará antes del comienzo de la partida.

🎮 Cómo se juega a la brisca

La dinámica de juego es la siguiente: el jugador de la derecha del repartidor empieza tirando una carta, los demás van tirando su carta en el orden correcto hasta que llega al último jugador. Con esto, se habrá completado la primera baza, el ganador recogerá todas las cartas y las dejará boca abajo a su lado. Cada jugador cogerá una carta nueva del mazo empezando por el ganador de esa ronda, por lo que los jugadores deberán tener tres cartas en todo momento excepto en las últimas rondas. El mismo jugador que ha ganado la baza deberá empezar tirando la siguiente ronda. Esta mecánica continuará hasta que se acaben las cartas. El último jugador en robar del mazo en la última ronda deberá coger la carta del pinte, ya que no quedan más cartas. Durante la partida se podrá intercambiar la carta del pinte por el siete del mismo palo si dicha cartra es superior a 7 y por un dos si es inferior o igual al siete, con la condición de que por lo menos haya conseguido ganar una baza.

Se juega con una baraja española. Las cartas ordenadas de mayor a menor jerarquía son las siguientes: as, tres, rey, caballo, sota, siete, seis, cinco, cuatro y dos.

Para ganar una baza se tiene que dar una de las siguientes situaciones:

  • Tirar la carta más alta del mismo palo del triunfo.
  • Tirar una carta del mismo palo del triunfo y que los demás jugadores tiren cartas de palos diferentes.
  • Tirar la carta más alta del mismo palo que la carta de salida (la que echó el primer jugador) y que ningún otro jugador tire cartas del palo del triunfo.
  • Tirar el primero y que ningún jugador tire una carta del mismo palo que la tuya ni del mismo palo que la carta del pinte.

No hay ninguna obligación para tirar las cartas, es decir, no hay obligación de asistir una carta como en el Tute. Puedes guardarte las mejores cartas para cuando realmente valga la pena usarlas. Al terminar la partida se procederá al recuento de la puntuación.

Puntuación de las cartas

Para saber los puntos que has conseguido deberás sumar la puntuación de las cartas que has conseguido en la partida. El valor de cada carta es el siguiente:

As de espadas

As 11ptos

Tres de copas

Tres 10 ptos.

Rey de oros

Rey 4 ptos.

Caballo de bastos

Caballo 3 ptos.

Sota de copas

Sota 2 ptos.

Cartas sin puntos

Siete, seis, cinco, cuatro, dos 0 ptos.

Se sumarán todos los puntos del mazo de cartas que te hayas llevado y si eres el que más puntos tienes ganarás la partida. También se puede jugar a llegar a una puntuación preestablecida, por ejemplo, el que llegue antes a 300 puntos o al mejor de 3 partidas, de 5, etc.

🔀 Variantes

Se puede poner la regla de que el que tenga el as del palo del triunfo y lo tire, puede decir “arrastro” y todos los jugadores restantes deberán echar la mejor carta que tengan, es decir, la carta más alta del triunfo o en su defecto la carta más alta de cualquier otro palo.

También se puede jugar sin que se pueda intercambiar la carta del pinte para que, si es una carta alta, añadirle un poco de estrategia en la última baza ya que sería interesante cogerla y tienes que calcular la forma de perder y llevarte la carta del pinte.

Todas las reglas anteriores están dirigidas a la brisca individual, pero también hay una modalidad en que se puede jugar por equipos.

Brisca por equipos

Esta variante solo se puede jugar si son jugadores pares y tienen que separarse en dos equipos, es decir, con seis personas formarían dos equipos de tres. Los integrantes del mismo equipo deberán sentarse alternativamente de tal forma que cada jugador tenga a sus lados a dos personas del equipo contrario. Se suele asignar a un líder o jefe en cada equipo que se encargue de coordinar la jugada y de acumular las cartas.

En esta variante es usual que se juegue con dos barajas por el número elevado de jugadores, en estos casos a igualdad de la misma carta ganará la que se haya tirado posteriormente.