Saltar al contenido
Juegos de cartas

Burro

Burro es un juego de cartas muy fácil de aprender en el que para ganar deberás ser más rápido que tus contrincantes.

Personas icono

+3 jugadores

Tiempo duración

20-40 minutos de duración

Baraja española inglesa

Baraja española y francesa o inglesa

Dificultad baja

Nivel de complejidad bajo

Dado azar

Influencia del azar alta

Materiales icono

Se necesita una baraja de cartas

✍ Preparación

Se apartarán grupos de cuatro cartas iguales por cada persona que vaya a jugar. Por ejemplo, si son tres personas se seleccionan cuatro sietes, cuatro sotas y cuatro ases (no necesariamente estos, solo es un ejemplo). Después se barajan y se reparten cuatro cartas a cada jugador. Los participantes deberán sentarse formando un círculo para facilitar las entregas de las cartas.

🎯 Objetivo del juego

El objetivo del juego es llegar a tener cuatro cartas del mismo número o figura en tu mano. Si esto ocurre, el jugador debe decir “burro” y poner la mano en medio del tablero. Después, todos los jugadores tienen que intentar poner la mano encima y el último que lo haga se apuntará la letra “B” en su marcador. Así sucesivamente hasta completar la palabra “Burro”, entonces, el jugador que lo complete será eliminado.

🎮 Cómo jugar a burro

Después de que todos los jugadores tengan sus cuatro cartas en la mano, tendrán que decidir qué carta desechar para la siguiente ronda. Una vez decidido, la carta se deja boca abajo en la mesa con la intención de pasarla al compañero de la derecha. Todos los jugadores dicen “una, dos y tres” y después de esto deben pasar la carta a su compañero de la derecha y recibir otra del compañero de la izquierda. Aquí es posible que surja un poco de confusión si tu compañero tarda en darte la carta o si tú mismo la pasas muy lento, esta es una de las facetas que hace que sea un juego de cartas divertido.

Esto se deberá repetir cuantas veces sea posible hasta que alguno de los jugadores logre tener cuatro cartas iguales. Cuando esto sucede, el jugador grita “burro” y pone la mano encima de la mesa, después todos los demás jugadores deberán poner su mano encima. El último en hacerlo se llevará la letra “B”, si es la segunda vez, conseguiría “Bu”, y así hasta completar “Burro” en cuyo caso quedaría fuera del juego.

Al quedar eliminado, se tienen que retirar un grupo de cuatro cartas. Esto se repetirá hasta que queden dos jugadores, en este caso ganará el que menos letras tenga en su marcador. En caso de empate, los dos jugadores disputarán una ronda para desempatar.

En este juego se pueden realizar amagos, aunque no tengas cuatro cartas iguales puedes hacer el engaño de poner la mano encima de la mesa y decir una palabra distinta a “burro”. Si algún jugador pone la mano encima de la tuya, se anotará una letra. Pero si nadie pone la mano, el jugador que ha hecho el engaño se apuntará una letra.

🔀 Variantes

La principal variación de este juego es utilizando señales alternativas. Cuando un jugador consigue cuatro cartas iguales, en vez de poner la mano y decir burro, hace un gesto acordado previamente con todos los participantes como tocarse la nariz o inflar los mofletes. En este caso el último en realizar ese gesto será el perdedor y se anotará una letra. Con esta variación no es tan importante ser rápido, sino estar atento a las señales.