11 Saltar al contenido
Juegos de cartas

La triste sota

La triste sota (o la “sota triste”) es un juego de cartas divertido y muy sencillo de aprender, por lo que es ideal para jugar con niños o en familia.

Personas icono

+2 jugadores

Tiempo duración

5-25 minutos de duración

Baraja española

Baraja española

Dificultad baja

Nivel de complejidad bajo

Dado azar

Influencia del azar alta

Materiales icono

Se necesita una baraja de cartas

✍ Preparación

Antes de empezar a repartir, se quitan 3 de las cuatro sotas de la baraja (generalmente se deja la sota de copas para jugar). Después de barajar las cartas, se reparten todas entre los participantes. Puede ser que algún jugador reciba más cartas que los demás, pero da igual, no va a afectar mucho al transcurso del juego. Empieza a jugar el de la derecha del repartidor y el juego continúa en sentido contrario a las agujas del reloj.

🎯 Objetivo del juego

El objetivo del juego es deshacerte de todas tus cartas formando parejas antes que tus rivales. Sin embargo, en este juego se cuenta el que pierde y no el que gana. El perdedor se elimina y no juega la siguiente ronda, gana el jugador que se quede el último.

🎮 Cómo se juega a la triste sota

En la primera ronda, cada jugador por turnos se va a descartar de todas las parejas que tenga en su mano. Las parejas se forman con dos cartas del mismo valor (dos treses, dos caballos…) y se dejan boca arriba encima del tablero para que los demás jugadores las vean. Si algún jugador no tiene parejas en esta primera ronda, dice “paso” y comienza el turno el siguiente jugador.

Después de que todos se hayan deshecho de sus parejas, empieza la persona situada a la derecha del repartidor. Este jugador tiene que quitarle una carta al jugador de su izquierda, tendrá que hacerlo con las cartas dadas la vuelta para que no sepa su valor. Si con la carta que ha robado puede formar una pareja, las descarta y sigue robando. Si esta carta no le sirve, dice “paso” y el turno pasa al siguiente jugador. Esta mecánica se repite hasta que solo quede un jugador (el que tiene la sota) y por lo tanto, éste será el perdedor.

Para no perder en este juego, tienes que intentar no quitarle la sota a tus rivales cuando vayas a robar, o intentar que te roben la sota si es que la tienes tú.

El perdedor se elimina y no juega en la siguiente ronda. Esto se repite hasta que solo quede un jugador, que será el ganador.

🔀 Variantes

Para que el juego dure un poco más, es posible que se establezcan un número de vidas para todos lo jugadores (3 o 5 normalmente) y que cada vez que pierdan, se quiten una vida; y que cuando pierdan todas sus vidas, se eliminen.

También es posible que se cuenten las victorias en lugar de las derrotas. Así todos los jugadores van a jugar en todas las rondas y el que llegue a un número de victorias (las que se establezcan al principio de la partida) gana la partida.