Saltar al contenido
Juegos de cartas

Policía y ladrón

Policía y ladrón (también conocido como “asesino” o “mafia”) es un juego de cartas original y muy divertido para jugar con un grupo grande de amigos.

Personas icono

+5 jugadores

Tiempo duración

1-10 minutos de duración

Baraja española

Baraja española

Dificultad baja

Nivel de complejidad bajo

Dado azar

Influencia del azar baja

Materiales icono

Se necesita una baraja de cartas

✍ Preparación

Se tienen que retirar tantas cartas como participantes vayan a jugar. Es imprescindible que haya por lo menos un rey de espadas, una sota de oros y un as de bastos. El resto deberán ser cartas entre el dos y el siete de cualquier palo. Si hay suficientes jugadores es posible añadir más cartas especiales, esto se explicará a continuación. Se barajan las cartas y se reparte una a cada uno.

🎯 Objetivo del juego

En este juego los únicos que van a tener protagonismo van a ser el policía y el ladrón, por tanto, son los únicos que van a poder ganar o perder. El policía gana cuando descubre quién es el ladrón. El ladrón gana cuando mata a todos los ciudadanos o el policía se equivoca al decir quién es el ladrón.

🎮 Cómo se juega a policía y ladrón

Cada jugador deberá desempeñar un rol en el juego dependiendo de la carta que le toque. La correspondencia de las cartas con el papel que deberás ejercer es la siguiente:

Rey de espadas

Rey de espadas



Policía


Debe descubrir quién es el ladrón, si se equivoca perderá la partida.

As de bastos

As de bastos

Ladrón

Intentará matar a todos menos al policía para ganar la partida (lo hace guiñando un ojo). También puede hacer cómplice a otro jugador (sacando la lengua).

Sota de oros

Sota de oros

La reina

Se encarga de revivir a los ciudadanos muertos (tirando un beso). La reina puede morir si le mata el ladrón.

Caballo de espadas

Caballo (de cualquier palo)

Martini

Es opcional (solo si hay 6 jugadores o más). El papel del Martini es revivir a la reina si muere (se pone el dedo entre los labios). También puede morir si le mata el ladrón.

Cuatro de oros

Cuatro de oros

El tonto del pueblo

Es opcional (solo si hay 7 jugadores o más). El tonto del pueblo puede hacer de todos los personajes menos de policía. Puede matar, revivir, suicidarse, etc. Este personaje hace el juego más difícil y divertido.

Siete de copasCuatro de espadas

Cualquier carta del 2 al 7

Ciudadanos

Mínimo debe haber 2 ciudadanos. Son los observadores pasivos del juego. El ladrón puede hacer cómplices a los ciudadanos, en cuyo caso podrá matar como si fuera un ladrón más.

Cuanto más jugadores participen, más divertido será el juego. Por eso hace falta un grupo grande de personas para jugarlo.

Después de que todos vean la carta que les ha tocado, los jugadores deberán mirar a sus compañeros y hacer lo que crean conveniente. En este juego no hay rondas, por lo que cada uno podrá actuar cuando crea oportuno. Cada jugador tiene una serie de obligaciones:

  • Si ves que te guiñan un ojo y no eres ni el policía ni el ladrón, deberás dar la vuelta a tu carta para mostrar que estás muerto. Después no podrás hacer nada hasta que te revivan.
  • Si te reviven y estabas muerto deberás volver a dar la vuelta a tu cartas, entonces podrás volver a desempeñar todas tus funciones.
  • Si el ladrón te saca la lengua podrás matar como si fueras un ladrón (eres cómplice). En el caso de que seas la reina o el martini, podrás seguir reviviendo y matar al mismo tiempo.
  • Si eres cómplice y el ladrón te mata deberás dar la vuelta a tu cartas y no podrás matar más. Si te reviven seguirás haciendo tu personaje sin poder matar.
  • Si eres el tonto del pueblo podrás matarte y revivirte a ti mismo dando la vuelta a tu carta las veces que quieras. Cuando el ladrón o un cómplice mata al tonto del pueblo ya no puede revivir más.
  • Si ves que te guiñan un ojo y eres el policía no morirás, deberás evaluar si el que te ha intentado matar es el ladrón o un cómplice.

La partida termina cuando el ladrón haya matado a todos los jugadores menos a uno (el policía), en cuyo caso ganará la partida. También puede terminar cuando el policía se aventura a decir quién es el ladrón. Deberá decir “el ladrón es …”, si acierta habrá ganado la partida, si falla habrá ganado el ladrón.

🔀 Variantes

Si hay un número elevado de jugadores se pueden añadir más ladrones y más policías. En este caso, se deberán descubrir a los dos o tres ladrones. Si se descubre a un ladrón ya no podrá participar en la partida, es como si estuviera muerto y no puede ser revivido por nadie. Deberá esperar a que descubran a los demás ladrones o a que algún policía se equivoque.