Saltar al contenido
Juegos de cartas

Solitario pirámide

Pirámide es un solitario entretenido y muy sencillo de aprender en donde tendrás que llegar a la cima de la pirámide para ganar.

Personas icono

1 jugador

Tiempo duración

5-10 minutos

Baraja inglesa francesa

Baraja inglesa o francesa

Dificultad baja

Nivel de complejidad bajo

Dado azar

Influencia del azar alta

Materiales icono

Se necesita una baraja de cartas

✍ Preparación

Después de barajar las cartas y quitar los comodines del mazo, se van poniendo boca abajo siete filas de cartas una debajo de otra. La primera fila tendrá una carta, la segunda dos, la tercera tres y así sucesivamente hasta llegar a la última fila que tendrá siete cartas, formando así una pirámide. La última fila (de 7 cartas) estará boca arriba a diferencia de las anteriores, por lo que deberá quedar algo parecido a esto:

colocación de las cartas pirámide
Colocación inicial de las cartas

🎯 Objetivo del juego

Para ganar al solitario Pirámide tienes que conseguir descartar todas las cartas que forman la pirámide incluida la última carta que está en la cima.

🎮 Cómo se juega a pirámide

La mecánica de juego es muy sencilla, tienes que sumar 13 puntos con una o dos cartas de las disponibles (las que están boca arriba). Si consigues esto, juntas estas cartas y las apartas a un lado. El valor de cada carta es el siguiente:

  • As: 1 pto.
  • 2-10: su valor numérico (2 vale dos, 3 vale tres…)
  • J: 11 ptos.
  • Q: 12 ptos.
  • K: 13 ptos.

Por lo tanto, la K se puede desechar sola, el resto de cartas tienen que descartarse con la suma de otras. Por ejemplo, un ocho y un cinco se podrían descartar juntos. Es importante recordar que como máximo se pueden sumar dos cartas, por lo que un as, un nueve y un tres no se pueden eliminar juntos.

Cuanto se van quitando cartas, hay otras que pueden darse la vuelta. Cada carta que al principio estaba boca abajo tiene dos cartas en la fila inferior, cuando estas desaparecen, entonces se puede poner boca arriba esta carta y por tanto puede ser utilizada para combinarse con las demás.

Es posible que en el transcurso del juego ya no puedas formar más combinaciones que sumen trece, pues ahí es donde entra en juego las cartas que han sobrado. El mazo restante se coloca boca abajo, coges la carta superior y la dejas encima del tablero junto al mazo de cartas. Si puedes formar alguna combinación con esta carta, la utilizas; y si no, coges la siguiente carta del mazo, la colocas encima de la anterior y si puedes, la utilizas para formar combinaciones. Solo puedes sumar cartas con la que se encuentra encima, para poder utilizar las de abajo tienes que liberar antes las de arriba.

Si te quedas sin cartas en este mazo, le das la vuelta y continúas igualmente. Pierdes si le has dado una vuelta completa al mazo sin utilizar ninguna carta para formar una combinación. Si consigues deshacerte de todas las cartas de la pirámide, entonces habrás ganado.

🔀 Variantes

Una variante muy común de este solitario es la Pirámide revelada. Aquí las reglas son exactamente las mismas pero toda la pirámide tiene las cartas boca arriba. Aunque se vean todas las cartas, solo se pueden usar las que están libres, es decir, las que no tienen debajo ninguna de las dos cartas iniciales.

Si todavía no te ha quedado claro cómo jugar al solitario pirámide puedes ver el siguiente vídeo: